Etxegorri
aiaraldea.jpg

El amplio valle abierto por el río Nervión en su trayecto hacia el mar Cantábrico, se ha convertido en el principal elemento identificador de esta comarca.

 

La elevada pluviosidad en esta zona, contribuye a mantener un entorno permanentemente verde, ofreciendo una extraordinaria variedad de panorámicas en las que se combinan el hábitat rural, caracterizado por el típico caserío vasco, con amplias zonas de pastizal, masas forestales, arroyos y riachuelos, montes aislados dispersos por el valle, etc.

 

Pero, ante todo, de esta vista se desprende la fuerte impronta rural de esta comarca, cuya expresión última está a la mano del visitante mediante una amplia gama de productos artesanos típicos de la zona: quesos, embutidos, productos hortícolas, el vino típico de la zona —txakolí—, etc.

 

El valle está surcado por numerosas carreteras y caminos que permiten disfrutar de paseos que acercan al visitante a los diferentes pueblos de la comarca. Pero también hay atractivos paseos que llevan a muchas de las cumbres montañeras que se distribuyen por el valle.

 

En las faldas de Sierra Sálvada, ya hacia el valle, se encuentra un paraje especialmente hermoso: el Pantano de Maroño. En este lugar suelen descansar las aves migratorias cuando las condiciones meteorológicas adversas les impiden sortear el obstáculo que supone la Sierra. Se trata de un pequeño embalse de aguas de abastecimiento humano, con un perfil en forma de "v". Pinares de radiata y silvestre, mezclados con roble y arbustos espinosos, son los elementos que origina un paisaje espléndido. La pesca en esta presa está abierta desde marzo hasta el 30 de septiembre.

 

Otro espacio especialmente singular es el fondo del Cañón de Delika, a donde muchos montañeros y excursionistas acuden para ver la cascada del río Nervión desde la parte inferior. Un paseo de poca dificultad conduce hasta este espacio desde Orduña.

 

Por otra parte, este entorno natural, cuenta con numerosas construcciones de carácter religioso (ermitas en la mayoría de los casos), dispersas por los montes del valle. Algunas de ellas son especialmente atractivas por su entorno natural: Las campas de Santa Lucía y Santa María del Yermo (Laudio-Llodio), o el Santuario de la Virgen de La Encina (Artziniega). Por ello, en alguno de estos lugares hay zonas acondicionadas para el recreo y descanso. Son las áreas recreativas de "La Encina" (Artziniega), "Fuente de la Choza", "Fuente de la Teta" y "La Muera" (Orduña).

Descubrelo a pie:

Alojamiento+desayuno+visita virtual viendo el sendero a Atxulaur que después recorrerás a pie+bastón de prestamo, desde 45€/persona.

 

Más información

Responsive image

Responsive image

Ir arriba